Historia de Redes

Historia de la colección
primavera-verano 2022

Un viaje a Cuba trajo a mi vida una de las lecciones que me acpiompañan: el miedo al naufragio es menor si coses redes sólidas.

Redes de personas, afecto, cuidado, aprendizaje, cariño.
Personas que son ancla y casa.
Personas que sirven de brújula.
Personas que son faro en momentos de celebración y cambio.

Crecí en una casa con las puertas y las ventanas muy abiertas, vecinos y vecinas entraban y salían, y yo entraba y salía de casa ajena con toda la confianza de ser bien recibida. El cruce de valores, los códigos de ayuda, los “no te preocupes, que ya merienda aquí con la mía”.

Vas sumando años y al girar la vista atrás te das cuenta de que aquello era una red de apoyo, una comunidad, el sentirse acompañado. Ser parte.

Paseando por las calles de Habana Vieja fui consciente de que, de forma natural, mi hogar también tenía las puertas y ventanas siempre abiertas… y en él he dejado entrar y he tenido la suerte de que se queden los que ahora son mi red de contención, una familia elegida.

Los nombres de las prendas son los suyos, los de esas personas que me apoyan entre costuras. Que son costuras que refuerzan la red de mi vida.

Y, como no puede ser de otra forma en Peitana, dándole mucha importancia al sentado de las prendas, al patronaje, a la confección hecha con cariño en en un pequeño taller, por profesionales que ponen sus manos y su corazón para terminar mis prendas.

Una colección que huele a mar y a calma, que sabe a verano.

Gracias a María, Mucha, Nata y Yas por todo lo que me habéis enseñado en este tiempo de mareas vivas. Por haber sido cobijo y ayudarme a tejer unas redes renovadas, todavía más resistentes que antes.

Bienvenidos/as a Redes:
Apoio entre costuras



****
En galego:

Unha viaxe a Cuba trouxo a miña vida unha das leccións que me acompañan: o medo ao naufraxio é menor se coses redes sólidas.
Redes de persoas, afectos, coidado, aprendizaxe, cariño.
Xente que é áncora e fogar.
Xente que é guía.
Persoas que son un faro nos momentos de celebracións e cambio.

Crieime nunha casa de portas e ventás abertas, veciños e veciñas ían e viñan; eu entraba e saía da casa allea con toda a confianza de ser ben recibida. O cruce de valores, os códigos de axuda, os “non te preocupes, que xa merendan xuntas”.

Sumas anos, e cando miras atrás, daste conta de que se trataba dunha rede de apoio, dunha comunidade, sentíndote acompañada. Formando parte.

Paseando polas rúas da Habana Vella, fun consciente de que, o meu lar, tamén tiña as portas e as fiestras sempre abertas de xeito natural… e nel deixei entrar, e tiven a sorte de que quedan as que agora son a miña rede de contención, unha familia escollida.
Os nomes das prendas son os seus, os desas persoas que me apoian entre costuras. Que son costuras que reforzan a rede da miña vida.


E, como non podía ser doutro xeito, en Peitana, dámoselle moita importancia ao sentado das prendas, á confección de modelos, á vestimenta feita con cariño nun pequeno obradoiro, por profesionais que poñen as mans e o corazón para rematar as miñas prendas.

Unha colección que cheira a mar e a calma, que sabe a verán.

Grazas a María, Mucha, Nata e Yas por todo o que aprendín neste tempo de mareas vivas. Por ter sido un refuxio e axudarme a tecer redes renovadas, aínda máis resistentes que antes.

Benvido/a a Redes:
Apoio entre costuras

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00

🍪 Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar